TV Digital: exigencias y fiscalización marcan fase de consulta pública

Fucatel, 13 de agosto de 2014.
Dudas sobre la cobertura de las señales en el interior de las casas y mecanismos complementarios para cubrir la zona de servicio marcan el tono de las observaciones al PTF de radiodifusión televisiva.
Algunos entienden que se restringe el gapfiller como única solución complementaria, sin embargo, este aparato es un amplificador de la señal para aquellos casos en que la potencia de la cobertura sea inferior a lo exigido, pero esta zona de sombra se encuentre en zona urbana y el terreno involucrado sea menor a 10.000 metros. Es una solución complementaria para estos casos no para todos. O sea, se mantiene la posibilidad de usar otras soluciones, por ejemplo satélite para zonas aisladas  y de difícil acceso.
La observación de VTR sobre que si las personas que no tienen una antena de 10 metros de altura desconoce la forma como se desplazan las hondas, las cuales en cualquier caso bajan a la tierra. Otro tema es qué potencia tendrán dichas hondas a la altura en que se encuentra el televisor de nuestra casa y si les será posible traspasar los muros y ventanas. Eso determinará qué antena necesitaremos y no que las mediciones se hagan a 10 metros de altura.
Compartimos noticia de El Diario Financiero sobre consulta pública.

TV Digital: exigencias y fiscalización marcan fase de consulta pública

Veintisiete comentarios recibió la Subsecretaría de Telecomunicaciones en el marco del proceso de consulta ciudadana del Plan de Radiodifusión Televisiva Digital.
Por Katherina Maraza A.
TV Digital: exigencias y fiscalización marcan fase de consulta pública

Veintisiete comentarios recibió la Subsecretaría de Telecomunicaciones en el marco del proceso de consulta ciudadana del Plan de Radiodifusión Televisiva Digital.

Las observaciones presentadas al reglamento por canales de televisión abierta, cableoperadores, organizaciones de la sociedad civil, entidades gremiales y centros de estudios para la implementación de este servicio evidenciaron preocupación por el sistema de retransmisión consentida, los costos que acarreará la recepción de TV digital, las definiciones legales y las disposiciones para el diseño de los proyectos técnicos de los canales.
Preocupación por atribuciones de Subtel Dentro de las agrupaciones relacionadas con las comunicaciones, organizaciones de estudios y la Conadecus, también hay preocupación por las atribuciones legales otorgadas a la Subtel, que pasarían a llevar al CNTV. Se hace referencia a la falta de un sistema de medición definido que permita fiscalizar el cumplimiento de la entrega de las condiciones técnicas necesarias para la recepción de señal y las sanciones ante el incumplimiento. Muestran preocupacióntambién por los posibles costos de la implementación del servicio, por el hecho de requerir aparatos adicionales para la recepción de señal en algunas zonas. Los efectos de la radiación es otro elemento que cobra fuerza en los comentarios debido a la falta de claridad del nivel que tendrá esta.

Canales de tv abierta Los canales de televisión abierta y el gremio que los representa, Anatel, dedicaron sus comentarios a referir que el proyecto de televisión digital establece objetivos que no se recogen en el reglamento y algunas medidas que son discriminatorias frente a las plataformas de televisión de pago. Canal 13, Chilevisión, Mega y RedTV acusan de ilegal que se restrinja el uso de soluciones complementarias al “gapfiller”. En algunos casos añaden que no es razonable que un concesionario de servicio público asuma el costo de los receptores y elementos adicionales, junto con el servicio técnico y garantía, como dice el reglamento. También acusan de breve al plazo de 30 días para presentar solicitudes de concesión de televisión digital que requieren la elaboración de planes de radiodifusión y rechazan que puedan introducir cambios a la retransmisión consentida a través de otras normas.

Cableras: no están las condiciones Las compañías proveedoras de televisión de pago sugieren a la autoridad la definición de las zonas de concesión vigentes para cada señal, con el objetivo de asegurar que la transmisión análoga realmente cubra la zona que le corresponde. También proponen la creación de un registro público de las zonas de servicio de cada señal y sus concesiones. Además, señalan que no están establecidas las condiciones para la retransmisión consentida, lo que debería ser definido por una norma técnica dictada por la Subtel, donde se asegure que un 85% de la población obtenga real cobertura de TVD. En ese sentido, indican que sería adecuado que la autoridad invirtiera en métodos de medición de la recepción indoor, y asegurarla, evitando que los usuarios gasten recursos en antenas de gran tamaño para recibir la señal de TV.