TV Digital: UDI cuestiona obligaciones elementales de la televisión, obteniendo alta cobertura en medios hasta ahora indiferentes a la Ley

 

Compartimos noticia de EL Mercurio referida a la reciente aprobación y  despacho para promulgación del proyecto que permite la introducción de la TV digital terrestre, donde se detallan las reservas de constitucionalidad interpuestas en algunos artículos de la norma por senadores UDI que, de ser acogidas por el Tribunal Constitucional, serán borradas del texto de la ley.

Las normas cuestionadas dicen relación con las atribuciones del CNTV para velar por el correcto funcionamiento de la TV, el concepto de pluralismo que deben respetar los canales, transmitir campañas de interés público y una segunda señal para TVN.

Los argumentos entregados y detallados en la nota no hacen más que mantener una concepción obsoleta de la televisión, la cual la entiende únicamente como un negocio igual a cualquier otro, desconociendo la responsabilidad social de los canales por el uso de un bien público para la transmisión de sus señales (el espectro radioeléctrico) y por ser el medio más influyente del país, en el cual se  deben garantizar derechos tan esenciales como  la libertad de expresión, la libre circulación de las ideas y el acceso igualitario a todas las visiones existentes en la sociedad.

Como Observatorio nos parece impresentable que tras 5 años de tramitación en que los medios no mostraron ningún interés de informar  a la ciudadanía del enfrentamiento constante  entre quienes creían que la digitalización  era sólo un asunto  de ventajas tecnológicas  y quienes consideraron que la digitalización era una oportunidad para democratizar la TV, nos encontremos con que las pocas disposiciones que van en el  sentido de  garantizar el  pluralismo en los contenidos de todos los canales y  el acceso de nuevos  operadores regionales ,a  través de una segunda señal con este propósito a TVN, sean  cuestionadas tan profusamente en otro medio de comunicación como es la prensa escrita.  Esto  confirma  la resistencia a toda apertura de un escenario de medios de comunicación en mano casi exclusivamente de los grandes grupos económicos del país. Si no cómo explicarse que recién hoy aborden los temas de fondo de esta ley.

Han sido muchas las organizaciones sociales que consideran que esta ley es insuficiente para que Chile consiga los estándares de libertad de expresión mundiales, y en el eventual caso que las disposiciones llevadas a consulta al TC sean sacadas de la ley por inconstitucionales nos encontraremos con un escenario aún peor. Nunca han tenido las organizaciones el mismo espacio  que hoy tienen los diputados para justificar las reservas de constitucionalidad ni el centro de estudios de Libertad y Desarrollo, lo que sirve de ejemplo para insistir en la necesidad de resguardar que en  el sistema de medios que tendremos los próximos 20 o 30 años se asegure la diversidad y la pluralismo.

La Tercera, 16 de octubre 2013.

Novoa y Von Baer advierten que nueva ley vulnera derechos

  • Senadores UDI indican que pasa a llevar la libertad de expresión.

Antes de transformarse en ley, el proyecto de TV Digital deberá pasar obligatoriamente por el control preventivo del Tribunal Constitucional (TC), por contener en su articulado normas orgánicas constitucionales.

Ayer, legisladores de la UDI advirtieron que, pese a entregar su voto a favor al proyecto, es clave que el TC se pronuncie sobre ciertas materias que pueden pasar a llevar los derechos constitucionales.

La senadora e integrante de la comisión mixta que discutió el proyecto, Ena Von Baer (UDI), solicitó reserva constitucional aludiendo a que se atenta contra la libertad de expresión: “Las campañas de utilidad pública, hasta este momento, el Estado las tiene que pagar y si estas van en contra de la línea editorial del canal éste puede no transmitir o establecer una alternativa. Este proyecto de ley, tal como está saliendo, implica que las campañas pasan a ser gratuitas y no puede establecer un mecanismo alternativo”.

La legisladora agregó que el proyecto permite caducar una concesión por vulnerar una ley laboral, la cual “no necesariamente tiene que ver con el correcto funcionamiento de la televisión.”

Por su parte el senador de del gremialismo, Jovino Novoa, que también votó a favor de la iniciativa, arguyó que la nueva regulación vulnera derechos constitucionales, apelando a que existe una discriminación en el proyecto al prohibir a los canales a acceder a una segunda concesión, excepto por TVN: “Esta norma es discriminatoria a mi modo de ver. Establece un privilegio que, en mi opinión, no se justifica constitucionalmente”.

El parlamentario agregó que la iniciativa Must Carry, que obliga a los operadores a la creación de cuatro canales locales, es otro elemento que deberá ser revisado por el Tribunal Constitucional.

Desde la oposición, el senador y presidente de la cámara, Jorge Pizarro (DC), consideró el proyecto equilibrado y destacó la importante inversión de los operadores para cumplir con las exigencias de esta iniciativa.

“Esto explica porque no se cobra la concesión, ya que cualquier operador debe hacer una inversión tremendamente grande para asegurar cobertura y transmitir de manera gratuita”, comentó.

El parlamentario defendió la medida que permite a TVN acceder a una segunda licitación, explicando que incentivará una mayor difusión de contenidos nacionales.

Ver noticia La Tercera aquí

El Mercurio, 16 de octubre 2013.

Congreso despacha a ley el proyecto que permitirá la instalación de TV digital en Chile

  • Iniciativa regula la migración de los actuales operadores y fija nuevos estándares de contenidos y difusión, perfeccionando la institucionalidad regulatoria.

Cinco años y medio demoró el Congreso en llegar a acuerdo para aprobar y llevar a ley el proyecto que introduce la televisión digital en Chile. Ayer el Senado cumplió con el último trámite legislativo al aprobar por 31 votos a favor y uno en contra el informe de la Comisión Mixta, con lo que el proyecto deberá pasar a revisión de constitucionalidad en el Tribunal ad hoc (TC) antes de su promulgación.
“Estamos muy contentos porque con este trámite se inicia el proceso para tener TV digital en Chile y espero que muchas familias puedan ver el Mundial de Fútbol en alta definición el próximo año”, manifestó el ministro de Transporte y Telecomunicaciones, Pedro Pablo Errázuriz.
El articulado tuvo un difícil despacho. De partida, el texto que fue analizado durante tres años en la Cámara de Diputados fue modificado con nuevos temas por el Senado. Ello condujo a que la Comisión Mixta resolviera unos veinte temas donde las cámaras no llegaron a acuerdo.
De hecho, el informe de la Comisión Mixta fue aprobado por 78 diputados, mientras que 18 se manifestaron en contra y ocho se abstuvieron. Y en el Senado, Alejandro Navarro (MAS) no dio la unanimidad. “Es un proyecto muy complejo técnicamente hablando, pero logramos un amplio apoyo transversal para que sea ley”, acotó el ministro.
Por su lado, los senadores expresaron también su satisfacción con el despacho de la iniciativa. “Este es un proyecto de gran relevancia que hemos trabajado con mucha acuciosidad que permitirá proteger los derechos laborales y avanzar hacia la alta definición”, recalcó la senadora Soledad Alvear (DC).
“Este es un paso histórico, tan revolucionario como el paso de la TV blanco y negro al color; vamos a tener una televisión de calidad, con acceso garantizado a contenidos y llegada a cada uno de los rincones del país”, acotó el senador Francisco Chahuán (RN), uno de los principales articuladores de acuerdo para su despacho.

Dudas de constitucionalidad

Los parlamentarios, especialmente de la UDI, expresaron durante la discusión tanto en la Cámara como en el Senado, reservas de constitucionalidad respecto de varios contenidos del texto aprobado, los cuales deberán ser revisados por el TC. Los temas son explicados también en un documento del Instituto Libertad y Desarrollo.
Criticaron seis puntos. El primero, es el concepto de pluralismo que deben cumplir los canales de TV en sus contenidos, lo cual debe ser fiscalizado y sancionado por el Consejo Nacional de TV. El segundo es la obligación de transmitir gratuitamente campañas públicas sin admitir una alternativa si el mensaje no es coincidente con la editorial del concesionario. “Acá se vulnera el artículo 19 sobre libertad de expresión porque vulnera la línea editorial, dando un poder mayor a la visión de Estado del momento”, indicó la senadora Ena von Baer (UDI).
En tercer lugar, se cuestionó la entrega de una segunda concesión a TVN, lo cual se calificó de arbitrario respecto de otros actores. En cuarto lugar, se cuestiona el must carry: “se está realizando una especie de expropiación porque se obliga a los cableoperadores a ceder sus espacios”, indica LyD.
En quinto lugar se impugna la obligación de transmitir partidos de fútbol oficiales de la selección nacional porque no se establece con claridad el costo por los derechos. Y en último término se observa que muchos de los antecedentes exigidos para obtener una concesión como el respeto a los derechos laborales y previsionales, “no tiene ninguna relación con el funcionamiento técnico de la TV”, constató Von Baer.
Respecto de las críticas expresadas por parlamentarios por la eventual inconstitucionalidad de algunos artículos, el ministro expresó, “tenemos la confianza de que todos los temas incorporados respetan el contenido de la Constitución”.
Fuentes oficiales explican que el TC realiza una inspección preventiva sobre el articulado y observará que se cumplan los quórum en los artículos de Ley Orgánica Constitucional referidos a la organización, funciones y atribuciones del Consejo Nacional de Televisión, y atribuciones de los Tribunales de Justicia. Además debería revisar la constitucionalidad de los aspectos impugnados por la UDI.
Si hubiere temas que el TC impugne, simplemente ello debería eliminarse del articulado, ya que no hay otra opción de insistir a no ser que el Ejecutivo decida hacerlo con un nuevo proyecto.

Ver noticia El Mercurio aquí