Venden a precio de huevo el archivo de La Nación

Ernesto Carmona, periodista y escritor, director del Círculo de Periodistas de Santiago

la nacion grande

A veces con voladores de luces, y otras entre gallos y medianoche, Sebastián Piñera muestra celo en demostrar que “gobernará hasta el último día” (11 de marzo). Ahora se supo que a precio de vaca flaca se vendió el archivo de 97 años de La Nación, que fue un diario público hasta que Piñera lo desguazó en 2010, al comienzo de su gobierno de 4 años.

A veces, con luces voladoras, y otras, entre gallos y medianoche, Sebastián Piñera muestra celo en demostrar que “gobernará hasta el último día” (11 de marzo). Ahora se supo que a precio de vaca flaca se vendió el archivo de 97 años de La Nación, que fue un diario público hasta que Piñera comenzó su desguace en 2010, al comenzar su gobierno de 4 años.

Piñera inaugura alegremente “primeras piedras” de puentes, hospitales y otras obras, con cámaras de TV y un repetido doble discurso recargado siempre con tres adjetivos al hilo. Cuando dijo en la ONU, en septiembre 2011, que los estudiantes chilenos luchaban por una “causa noble, justa y hermosa” y él hacía esfuerzos por “una solución justa, legítima y verdadera”, por pura coincidencia y quizás mala suerte, a la misma hora las fuerzas especiales apaleaban a esos luchadores en las calles de Santiago.

Al día siguiente del show, los tinglados han desaparecido, no se ven máquinas ni parafernalia, el terreno luce más pelado que nunca, los vecinos y supuestos futuros beneficiarios locales se hallan desolados, pero la audiencia nacional de la TV se comne un nuevo cuento hiperkinético de un presidente que sabe usar las cámaras para subir en las encuestas como “el único líder serio” de la derecha chilena. En rigor, Piñera inaugura obras que comenzarían meses después que el millonario-presidente se haya ido del cargo a enriquecer su “capital electoral” de cara a la reelección y atender de frente su  verdadero capital, el financiero, que ya bordea los 3 mil millones de dólares.

El archivo de La Nación

La presidenta electa Michelle Bachelet se refirió escuetamente a la venta del diario La Nación, cuyo proceso de desmantelamiento está en su etapa final, consultada el domingo en la conmemoración del asesinato del ex presidente Eduardo Frei Montalva. Entonces, Bachelet dijo aspirar a que “Chile tenga bienes públicos en los medios de comunicación, totalmente públicos, tanto en los medios como en la televisión”. El programa de gobierno de la Nueva Mayoría contiene compromisos respecto al pluralismo en los medios, así como reformas a Televisión Nacional (TVN). “Sin embargo, hasta ahora no existe una posición sobre la situación terminal que afecta al medio público más antiguo del país”, dijo la futura mandataria, según Otra Prensa.com.

Distinguidas personalidades de la cultura y el patrimonio reclamaron que el gobierno Piñera no garantizó el carácter público del archivo del diario La Nación, en una carta publicada por El Mercurio del domingo con la firma de Sonia Montecinos, Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanidades; Claudia Zaldívar, directora del Museo de la Solidaridad; Clara Budnick, ex directora de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam); Nivia Palma, también ex-directora de DIBAM y ex vicepresidenta ejecutiva del Consejo de Monumentos Nacionales; Bárbara de Vos Eyzaguirre, ex-directora del Museo Histórico Nacional el historiador Mauricio Rojas, el arqueólogo Mauricio Uribe, la activista político-cultural Loreto Bravo, el museólogo Leonardo Mellado González, el antropólogo Luis Alegría Licuime; y el arquitecto Patricio Gross Fuentes, de conocida trayectoria en la recuperación de obras de patrimonio arquitectónico.

Diego Matte Palacios, actual director del Museo Histórico Nacional, aportó más datos a la duda y solicitó garantías sobre el acceso íntegro al Archivo que adquirió la universidad privada Diego Portales (UDP). Explicó que su institución ofreció 120.000 dólares (aproximadamente 60 millones de pesos) a la Comisión Liquidadora de La Nación, pero la oferta no fue tomada en cuenta y se adjudicó el Archivo a la UDP en 160.000 dólares (80 millones de pesos). Como nadie informa sobre estos temas, la operación entre gallos y medianoche fue difundida por medios alternativos como Otraprensa.com y lanaciondetodos.wordpress.com.

“Fuimos la primera institución que hicimos una oferta formal a iniciativa propia. Después, internamente, supimos que llegó otra oferta y luego nos pidieron igualar la oferta. La diferencia (con lo que pagó la UDP) yo entiendo que no fue mucha, fueron alrededor de $20 millones”, dijo Matte.