“Bergman island”: Documental revela la intimidad y el dolor de Ingmar Bergman

El Mercurio / “Siento su presencia en esta isla”, dice Ingmar Bergman sentado en algún rincón de su casa en la isla de Faro, ante la cámara de la periodista Marie Nyreröd. El cineasta, fallecido en julio del año pasado, se refiere a Ingrid von Rosen, la última de sus cinco esposas y su gran amor. Secándose las lágrimas de los ojos, agrega: “He aceptado que volveré a ver a Ingrid, y eso me ha permitido abandonar el pensamiento de pesadilla de que nunca más la veré”.

El pasaje, uno de los más emotivos, forma parte del documental “Bergman island”, que encabeza una retrospectiva de sus películas más destacadas y que se realizará desde el 9 de octubre en Santiago, Valparaíso y Rancagua.

La conversación con Nyreröd es relajada y llena de confianza. Junto a ella, el venerado cineasta sueco realiza una reveladora revisión de su vida y obra. Realizada en 2004, “Bergman island” recorre con libertad los interiores de su impenetrable casa en Faro y sus alrededores. Incluso el cine privado del realizador, que antes había sido un granero y luego un estudio donde filmó varias de sus películas, pasa por la pantalla. “Los habitantes respetan mi necesidad de estar solo”, dice el director, quien también revisa junto a la periodista viejos rollos de celuloide usados por él mismo durante los rodajes de filmes emblemáticos, como “Fresas salvajes” y “Persona”.

Al ver imágenes de la promoción de esa última cinta, en la que aparece junto a las actrices Bibi Andersson y Liv Ullmann, Nyreröd realiza la pregunta que lo pone en mayores aprietos: “¿Cómo fue estar junto a una mujer con la que tuviste un romance y también con la que empezaste a salir en esa época?”. Bergman titubea, y se pasa la mano por el rostro: “No puedo decir que era joven e inexperto, porque no era así”, dice. Finalmente, sentencia: “El teatro y el cine son trabajos con una fuerte carga erótica”.

El documental, que dura 85 minutos, también incluye imágenes caseras de un cumpleaños del realizador junto a su familia. Bergman tuvo nueve hijos, pero su relación con ellos siempre fue distante. Al respecto, dice: “Siempre fui flojo para las familias. He sentido cargo de conciencia, pero decidí no atormentarme con él porque nunca podrá igualarse al daño que he causado”.

Las películas

“Bergman island” se exhibirá sólo en el Cine Arte Alameda, entre el 9 y 22 de octubre a las 19:00 horas. La entrada costará $ 2.000. La muestra de su cine también parte ese día y dura hasta el 30: habrá funciones gratuitas, en la Sala América de la Biblioteca Nacional, en el Centro de Extensión de la UC, en la cineteca de la Universidad Católica de Valparaíso y en la sala Tiara del Consejo de Cultura de Rancagua. Las películas que se mostrarán son “Un verano con Mónica”, “Persona”, “El séptimo sello”, “Fresas salvajes”, “La fuente de la doncella”, “Sonata otoñal”, “El silencio”, “La vergüenza”, “La pasión de Ana”, “Como en un espejo”, “Los comulgantes” y “Saraband”.

EN INTERNET

Más información sobre la retrospectiva en: www.embajadasuecia.cl