China alcanza los 298 millones de usuarios y mantiene la censura

EFE /  Aministía Internacional denunció la clausura de su sitio web en el país asiático, hecho que fue justificado por el gobierno local. China, el país con mayor número de internautas del mundo, aumentó aún más el número de usuarios, alcanzando los 298 millones a finales de diciembre del 2008. Esto es un 41,9 por ciento más que en el mismo mes del 2007, informó hoy el diario oficial “China Daily”.

China, que en el 2006 contaba con 123 millones de internautas, superó el pasado febrero a Estados Unidos como el país con más usuarios del planeta, al alcanzar los 221 millones de internautas.

Más del 90 por ciento de los usuarios chinos navega a través de banda ancha, cuya penetración alcanzó a finales de diciembre el 22,6 por ciento, por encima de la media global, situada en el 21,9 por ciento, señaló el Centro de Información de Internet de China.

Además, 117 millones de personas usaron el teléfono móvil en el 2008 para navegar por internet, lo que supuso un aumento del 113 por ciento respecto al 2007, según el organismo, que vaticinó un rápido incremento de estos usuarios tras la concesión este mes de tres licencias para telefonía móvil de tercera generación (3G).

 

Sin embargo, el país asiático es también fuertemente censurado por el gobierno, quien controla los contenidos de Internet de acuerdo al pensamiento del Partido Comunista, que se mantiene en el poder desde 1949.

China defiende la censura

De hecho, en los últimos días el gobierno ha lanzado una cruzada en contra de los contenidos vulgares en Internet, y lanzó una advertencia a buscadores como Google o Baidu (el más usado en China), para que retiren las páginas con contenido pornográfico. Además, ayer informó que había clausurado 91 sitios por la misma razón, incluyendo el de la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) denunció que su página web ha sido censurada en el país asiático.

Rápidamente, el Gobierno chino defendió la censura de la página web, porque “mantiene una actitud tendenciosa contra China y no es siempre objetiva en la visión” del país.

 “No podemos permitir que ninguna web abogue por asuntos ilegales en internet, incluidos el culto o las actividades delictivas,” señaló hoy una portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Jiang Yu, en rueda de prensa.

 La portavoz agregó que su Gobierno, considerado por AI o Human Rights Watch (HRW) como uno de los más censores del mundo, administra “internet de acuerdo con la ley,” pero al mismo tiempo mantiene “una actitud abierta y global.”

Para apoyar esta actitud, Jiang recordó que China es el primer país del mundo por número de internautas, con casi 300 millones de usuarios, y que además tiene registradas 2,1 millones de web.

 En el último año, numerosos activistas que todavía residen en China han sido perseguidos y encarcelados, como el defensor de los enfermos de Sida Hu Jia o más recientemente el intelectual Liu Xiabo, que en diciembre envió la llamada “Carta 8” al Gobierno pidiendo una defensa real de los derechos humanos.

Del total de 2.700 firmantes, al menos un centenar están siendo acosados, interrogados y detenidos, según la ONG Chinese Human Rights Defenders.