Esto tiene color de hormiga

tonka 2Angelina Leal / La Nación / Difícil panorama tiene Canal 13: el fracaso en “El hormiguero” se produce en un contexto de problemas financieros y voces que no entienden cómo se invierte en esto y se deja en duda la continuidad de “Los 80”.

Difícil panorama tiene Canal 13, el fracaso en “El hormiguero” se produce en un contexto de problemas financieros y voces que no entienden cómo se invierte en esto y se deja en duda la continuidad de “Los 80”.

Ni las hormigas Trancas y Barrancas han conseguido levantar la sintonía de “El hormiguero”, el espacio nocturno que tiene sus días contados en las pantallas de Canal 13. Un ambiente tenso, fuertes críticas y quiebres al interior del equipo de producción ha gatillado el inminente término del programa, conducido por Tonka Tomicic y Sergio Lagos.

Según fuentes de la señal católica, las reuniones de la plana ejecutiva se extenderán hasta hoy para decidir la fecha de término del efímero programa. Los trascendidos apuntan a que la productora del programa, María José Barraza, propuso terminar a fin de mes el espacio por su bajo rating y sólo están esperando que Pablo Ávila, gerente de producción de Canal 13, entregue la luz verde.

En principio, la temporada de “El hormiguero” se extendería por 28 capítulos, un mes y medio al aire. Sin embargo, malas decisiones y la improvisación terminaron por sepultar anticipadamente la apuesta veraniega católica.

Uno de los errores tiene relación con la contratación de artistas internacionales a última hora y sin tener en cuenta su agenda. La idea era replicar el formato original del programa español con grandes figuras, lo que obligó al desembolso de fuertes sumas.

Las críticas por el excesivo gasto llegaron hasta los sindicatos del canal, donde sus dirigentes expresaron su molestia y critican que se gasten 25 millones de pesos por programa.

“Son capaces de hacer un programa en que se gasta 25 millones por cada capítulo. Mientras que 10 capítulos de la serie “Los 80” cuestan $500 millones ($50 millones cada uno)”, agrega la fuente.

Este traspié programático se produce en un momento en que Canal 13 atraviesa por una complicada situación financiera. Según los datos entregados por ley a la Superintendencia de Valores y Seguros, también conocido como ficha FECU, la señal católica tiene pérdidas que ascienden a 742 millones de pesos. A esto se suma una merma de publicidad en 2 mil 348 millones de pesos.

El tiempo de duración del espacio disminuyó de los 116 minutos que se extendió el domingo pasado, a 83 minutos el lunes, mientras que el martes y miércoles duró casi 70 minutos. En tanto, el rating decreció desde los 12 puntos del pasado domingo, a los 9 puntos el lunes, mientras que el martes sumó 8,5 y el miércoles sumó 8 unidades, según información entregada por la señal católica.

TENSIÓN

Durante la transmisión del miércoles pasado, el ambiente se notaba tenso. “Nadie entiende de que se trata este programa, ni nosotros”, comentaba Sergio Lagos antes de comenzar el programa al público asistente.

En cada comercial Tonka Tomicic iba a camarines y una vez terminado el programa, cada uno de los conductores se va por su lado.

Largas jornadas laborales de algunos trabajadores y el desvelo de los rostros y cabezas del programa iban sumando preocupación en “El hormiguero”. Las reuniones del equipo se extendieron hasta las 3 de la mañana.

Y mientras los dardos apuntan a Sergio Nakasone, quien pasó de ser del “rey de los realities” a un director que no sabe hacer otra cosa, los magros resultados obtenidos por el espacio hacen que sus relaciones con María José Barraza atraviesan por un bajísimo nivel. La cosa está color de hormiga.