FUCATEL LLAMA A CENTRAR DEBATE DE CONVENCIÓN EN PRINCIPIOS ESENCIALES PARA REDACCIÓN DE FUTURAS NORMAS CONSTITUCIONALES SOBRE MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Ante la etapa crucial del proceso de redacción del texto que elabora la Convención Constitucional, el Observatorio FUCATEL alerta sobre la necesidad de centrar el debate sectorial en el diseño un sistema de medios de comunicación en Chile que se fundamente en los principios de pluralismo, libertad de expresión y diversidad.
En más de tres décadas de trabajo como espacio de reflexión crítica y debate ciudadano, llegamos a la profunda convicción que la arquitectura de medios verdaderamente democrático –independiente de si el Estado posea y administre algunos de ellos- debe ser plural y previniendo la formación de monopolios y oligopolios. Y entendiendo que sea quien sea el dueño de un diario, una radio, un canal de televisión o un multimedio, no puede desentenderse de la función básica de servicio público que le obliga.
Al respecto, consideramos indispensable que el nuevo texto considere los siguientes aspectos esenciales para estar a la altura de los tratados internacionales suscritos y ratificados por Chile:
1. Pluralismo y diversidad garantizado desde la estructura del mercado/industria de medios y de la programación u oferta de contenidos. Un Estado garante y promotor de la existencia de medios de múltiples sectores de la sociedad.
2. Una autoridad independiente, profesional, no político contingente que proteja a las audiencias, que fiscalice el correcto funcionamiento de la televisión. Proteger así a las personas que se sientan ofendidas o injustamente aludidas por algún medio, teniendo la posibilidad efectiva de reclamo, réplica y reparación.
3. Protección de la independencia y libertad de expresión de los periodistas.
4. Consagración del Servicio Público televisivo tanto para los medios públicos como privados.
5. Conectividad universal y equitativa, en condiciones funcionales, que posibiliten a todas las personas acceder a los contenidos que se difundan a través de los medios de comunicación.
Modificar la institucionalidad de los medios de comunicación se hace ineludible, debido a que en la Constiución de 1980 la libertad de expresión se consagra como un derecho que sólo protege a los propietarios de medios y no al resto de la ciudadanía. Sean estos de titularidad pública o privada, también se debe resguardar el acceso equitativo al espectro radioeléctrico y las demás facilidades esenciales que aseguren el funcionamiento y viabilidad de los medios de comunicación (de alcance nacional, regional, local o comunitario). Actualmente, solo se protege a la ciudadanía de los monopolios estatales y no de los privados, discriminando además en materia de financiamiento.
Estamos en un momento institucional clave para aspirar a que se logre la democratización del sistema de medios -que debe ser objeto de debates en torno a leyes posteriores-, donde hoy corresponde solo garantizar los principios rectores, en el marco de las recomendaciones de la Unesco y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *