Grupo Prisa afronta peor crisis de su historia

OBSERVATORIO / El grupo español Prisa, dueño entre otros medios del prestigioso e influyente diario El País y de un conglomerado de radios entre las que están Concierto y Rock and Pop en Chile, pasa por el peor momento financiero de su exitosa historia en el negocio de las comunicaciones.
En la Bolsa la caída es evidente: este martes cerraron al mínimo histórico de 2,15 euros, lo que significa que una acción de Prisa vale en la actualidad menos que un ejemplar de un periódico del grupo un día domingo. En Chile, el despido de cerca de 30 profesionales de radios ligadas al conglomerado español nos habla de la magnitud de la crisis que tiene su origen inmediato en la recesión económica, pero sus raíces más profundas en un modelo tradicional de negocios, de parte de ciertos medios, que se derrumba con el advenimiento de las nuevas tecnologías e internet.
“No podemos permanecer impasibles”, pedía la presidenta de la Federación de Asociaciones de la Prensa, de España, Magis Iglesias, al anunciar la creación de un observatorio para el seguimiento de los despidos en los medios. La respuesta ya está en internet, en las organizaciones profesionales y en los propios medios, donde crece el reclamo contra los editores y gestores que, tras cinco años de ganancias en el sector, acuden a la crisis para no asumir pérdidas y amenazan con casi cuatro mil despidos en dos años.
En este contexto, el diario El País se enfrenta a la paralización. Los trabajadores de ese diario han decidido de forma abrumadora hacer huelga los días 26 y 27 de este mes, la mayor de su historia por motivos laborales.

La crisis, en todo caso, no es exclusiva de Prisa y ha tocado de mayor o menor manera a todos los grandes medios españoles que han perdido porcentajes importantes de su publicidad en los últimos meses. Las asociaciones de la prensa, colegios profesionales y sindicatos de España ya están movilizados contra una crisis en la que la primera respuesta de muchas empresas son los despidos. Más de 3.500 periodistas están cesantes, en paro como se dice entre españoles, 500 de ellos en los últimos meses, según los últimos datos del Informe Anual de la Profesión Periodística.

Desde noviembre los coletazos de la crisis del grupo español se están sintiendo en Chile. El mes pasado Iberoamericana Radio Chile, filial local de Unión Radio, de propiedad de Prisa, despidió a cerca de 30 profesionales para recortar costos en sus once radios: Concierto, Hit 40, Uno, ADN, Imagina, Rock & Pop, Futuro, Corazón, Radioactiva, Pudahuel y FM Dos.
Además, trascendió la existencia de una orden de reestructurar los presupuestos de 2009 en todas las emisoras del grupo, debido a las pesimistas proyecciones de inversión publicitaria, que viene cayendo desde este año a raíz de la crisis económica.

De acuerdo a los antecedentes proporcionados por Juan Varela, de Periodistas21, uno de los mejores blogs de medios en España, La Asociación de la Prensa de Madrid ha hecho una apelación a los editores “para que antepongan el mantenimiento del empleo y la protección del talento acumulado y la experiencia cuando apliquen los ajustes inevitables”. En su texto la organización, que agrupa a más periodistas en España, critica “los despidos altamente indemnizados, las prejubilaciones, la precarización, porque son malos remedios que perjudican la calidad de los medios y amenazan su futuro”.

Por otra parte, de acuerdo al reporte de Juan Varela, algunos periodistas han comenzado a utilizar las nuevas tecnologías para organizarse y protestar. “Dignidad para los trabajadores de los medios es el nombre de un blog y un grupo creado en la red social Facebook donde se elabora y defiende un manifiesto colaborativo con apelaciones a la dignidad, el periodismo profesional y de calidad, la autonomía frente a los superiores en las redacciones y la empresa, y se condenan las malas prácticas laborales y la precariedad en el empleo”.
De acuerdo a la lectura de Varela, experto en la evolución de la prensa en la llamada sociedad de la información, los problemas de Prisa son similares a los de la mayoría de los medios a nivel mundial:
“Si uno de los peores pecados de los gobernantes es confundir los intereses públicos con los propios, lo mismo se puede decir de los medios. Prisa sufre los mismos males que una gran parte de los grupos de comunicación del mundo. Su tamaño y poder lo hacen de difícil evolución. Y, como a los dinosaurios, les afecta el cambio de ecología y paradigma con especial virulencia”.

José Luis Cebrián
José Luis Cebrián

Como consuelo para el grupo Prisa se puede consignar el olfato de José Luis Cebrián, fundador y primer director del diario El País, quien se anticipó, de alguna manera, a la catástrofe cuando le advirtió a los accionistas del diario, hace menos de un mes: “Ni una sola de nuestras actividades va a dejar de verse afectada por la emergencia de las nuevas tecnologías, el comportamiento de los nuevos usuarios y la dimensión de los nuevos mercados”.