LA TV CHILENA SALE DEL LETARGO. EL PROGRAMA NADIE ESTÁ LIBRE EN LA MIRA.

pinocho ve telebalanzadelajusticiabalanzadelajusticiaFucatel, 15 de noviembre de 2016,

Las audiencias chilenas, largamente castigadas por una programación  homogénea, se ha visto refrescada por algunos programas que, si  bien han sido controvertidos,  han dado que hablar. Es el caso de Canal 13 con su docu reality “Nadie está libre”, que se transmite los miércoles de 23:40 y la 00:51 horas, que aborda el problema de la mala conducta a partir de exponer a personas a una visita a la cárcel, en que pueden apreciar las vivencias y compartir con los reclusos sus experiencias. Según el canal, «presentamos un diálogo y una reflexión, a partir del encuentro de estos dos mundos: el de los jóvenes y el de los internos».

Si bien sus capítulos no están exentos de polémica y ha sido objeto de críticas de la Defensoría Penal Pública, académicos y funcionarios de Gendarmería, quienes consideran que este tipo de programas atentan contra la dignidad de las personas y estigmatizan el sistema penal, como es el caso del periodista  Ignacio Gac quien considera que el programa está en la misma línea de otros programas como ‘En Su Propia Trampa’ o ‘Alerta Máxima’, que en conjunto contribuyen a agrandar las asimetrías de nuestra sociedad, estigmatización y manipulación de las personas internas del y fomento de una sociedad castigadora. Sin embargo, reconoce que es rescatable «el poder “conocer” algunas dramáticas historias de encierro que al menos para el dan cuenta de una sociedad sanguinaria. señala: «No necesito verlo bajo el morbo o la estigmatización. Casos como el de un hombre que llevaba seis meses en un calabozo de castigo o el de un señor que cursaba 1° y 2° medio desde la cárcel a sus 52 años» son conmovedores.

El canal 13 se defiende señalando que los jóvenes que participan visitan la cárcel, con el objetivo de conocer la dinámica interna y la cotidianeidad de quienes están ahí y que en cualquier momento pueden abandonar la experiencia. Agregan el programa muestra cómo desde la cárcel pueden salir reflexiones hacia la sociedad, «alejándonos de los estereotipos, sin desconocer los antecedentes penales de los reclusos que participan».

Es así como  el programa lleno de riesgos pone a jóvenes mal portados en situación de conocer donde podría llevarlos su mala conducta y a partir de ello permite una exploración de alta emoción en el universo carcelario, que de otra manera no sería conocida de nuestra sociedad. Sin duda, la cárcel no es el único destino posible para la mala conducta ni tampoco la terapia que se propone al final, una panacea. Las terapias no son per se buenas ni pueden ser presentadas de manera tan general como “la” solución, ni el horror que se vive en ellas un espectáculo digno de ser elogiado. Nos recuerda el controvertido fallo del caso farmacias en que el alto tribunal sentenció que los directores de las empresas comprometidas a asistir a cursos de ética. La terapia como solución final propuesta por el programa es francamente grotesca y desvirtúa todo lo logrado en el programa que es mostrar  el sinnúmero de hechos y vivencias complejas que muestra, que merecerían otras instancias de análisis más sofisticado.

Pese a la polémica el programa ha tenido aceptación y ha traído un refresco. Es así como el programa del 05 de octubre,  relativo a la visita a la cárcel de tres padres «rebeldes», promedió 14,0 puntos con varios peak de 16. En su mismo horario, TVN obtuvo solo 5,0 unidades, Mega 14,4 y CHV marcó 8,7. Además, el hashtag #NadieEstaLibre se ubicó entre los temas más comentados a nivel nacional en Twitter el día de su emisión.

 

nadie-esta-libre

Notas Relacionadas

Comentarios

El Desconcierto

© 2016 — El Desconcierto. Todos los derechos reservados.

Arzobispo Casanova 36, Providencia. Santiago, Chile