Listo el reality show al planeta Marte

marteAgencias / Seis voluntarios simularán por 105 días un viaje al vecino de la Tierra / Finalmente se confirmaron los nombres de los dos participantes europeos que acompañarán a cuatro rusos en la misión Mars500, en la que se recrearán las condiciones de un viaje espacial al planeta rojo.

El ingeniero del ejército alemán Oliver Knickel y el piloto francés de aviones de línea regular Cyrille Fournier fueron elegidos por la Agencia Espacial Europea (ESA) para participar en un ejercicio de simulación de un viaje a Marte junto a otros cuatro rusos.

Knickel y Fournier, así como la pareja formada por los franceses Cédric Mabilotte y Arc’hanmael Gaillard -que oficiarán de sustitutos en caso de algún problema- fueron escogidos entre los 5.600 candidatos que se presentaron para este ejercicio de 105 días en que tendrán que vivir en condiciones equivalentes a las de un traslado al planeta rojo, explicó la ESA en un comunicado.

La experiencia bautizada Mars500, que se iniciará a partir del próximo 31 de marzo, se llevará a cabo en unas instalaciones especiales del Instituto Ruso para Problemas Biomédicos con los cuatro miembros rusos de la tripulación que han sido designados.

Durante esos 105 días los seis permanecerán aislados poniendo a prueba todos los elementos simulados de una misión a Marte, lo que incluiría el trayecto hasta el planeta, el vuelo en órbita, el aterrizaje y el retorno a la Tierra.

Contacto limitado

Así los seis miembros de la tripulación sólo tendrán contacto directo entre ellos y un contacto sonoro con un centro de control simulado, con la familia y los amigos con un retraso en la audición de una veintena de minutos.

En cuanto a su alimentación, será la misma utilizada por los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

Esta misión experimental precederá otra programada para fin de año, que en ese caso se prolongará durante 520 días para equipararse al período real de una misión de ida y vuelta a Marte.

Aunque aún no se define quiénes participarán de esta segunda etapa del experimento, sus organizadores reconocieron que podrían ser los mismos seis tripulantes de la primera etapa del ensayo.

Los voluntarios aclararon que la motivación no es económica -cobrarán 18.500 dólares (cerca de 12 millones de pesos) por los 105 días- sino convertirse en “una pequeña parte de una gran cadena que ayudará a que en el futuro el hombre deje la Tierra” camino a Marte, explicó Oliver Knickel, el candidato alemán.

En el experimento se abordarán aspectos relacionados con la sicología, fisiología, inmunología, microbiología y telemedicina para abordar los que serían los mayores retos de una hipotética misión tripulada a Marte, tales como la gravedad, la radiación y el aislamiento.

La estructura del día será muy similar al de cualquier persona normal: trabajarán ocho horas al día; otras ocho dormirán y las últimas ocho serán de ocio.