Los millonarios juicios que complican a Canal 13

La Nación / Un difícil panorama enfrentará Canal 13 el presente año. Litigios pendientes, cuya suma total podría ascender a más de 9 mil millones de pesos, preocupan a los ejecutivos de la señal católica. Una pesada cruz enfrentará Canal 13 en 2009, período en que no sólo cargará con una serie de restricciones presupuestarias, la progresiva fuga de sus rostros más emblemáticos y bajos resultados económicos. A este complicado panorama se suma una larga lista de juicios pendientes en contra de la señal católica, cuyo monto en total asciende a la no despreciable cantidad de 9 mil 785 millones de pesos, monto que no incluye las costas de los juicios (costos o gastos que incorporan los honorarios de abogados y trámites legales), según se desprende de la Ficha Estratégica Codificada Uniforme (FECU).

Figuras del espectáculo como Anita Alvarado y empresas entre las que se incluyen Comunicaciones Majojobo Limitada, The Open Market S.A., junto al empresario nortino Walter Opitz están entre los litigantes. El desenlace de estos juicios inquieta a los ejecutivos de la estación, ya que sólo estas cuatro demandas suman más de 8 mil millones de pesos, dinero que Canal 13 tiene considerado como pasivo y que, en caso de perder los juicios, deberá desembolsar.

El caso más complicado que tiene la estación católica es la demanda que interpuso el empresario Walter Opitz, cuya causa figura según el rol 28854-2007. Opitz solicita compensación por injurias y calumnias por una nota de prensa, donde se le sindicó como autor del robo de 100 vehículos todo terreno, los que fueron sustraídos en Chile y luego eran vendidos al mejor postor en Bolivia. Opitz pide $3.064.341.149.

Otro juicio significativo es el que entabló la empresa Comunicaciones Majobobo. La causa, según consta en el rol 386-2006, pide una reparación por perjuicios por $2.808.697.159, por una nota periodística sobre empresas de bolsa de trabajo. El trámite actual se declara abandonado en primera instancia por el demandante y está pendiente la fijación de costas.

El tercer litigio importante lo tiene The Open Market S. A. (rol 5217-202, ingresos corte 4197-2004 y 3401-2004), pide una indemnización de perjuicios por un monto de $1.541.000.000. La queja, interpuesta contra Canal 13 y Sernac, sostiene que debido a un reportaje de la red católica al producto Siluet 40 y las acciones iniciadas por el Sernac, le ocasionaron perjuicios a esta firma. Está pendiente el fallo.

Pero entre los procesos pendientes también está uno de carácter mediático y que interpuso Anita Alvarado, la llamada “geisha chilena”, quien pide 700 millones de pesos como compensación por injurias y calumnias en contra del programa “Contacto”. El abogado que representa a Alvarado, Aldo Duque Santos, comenta que ya terminó el juicio y sólo se está en espera que el juez dicte la sentencia del fallo. “Doña Mercedes Ducci (directora ejecutiva de Canal 13) por primera y única vez tuvo que ir a tribunales para contestar todas las preguntas en presencia de Anita. Fue una situación muy tensa para la ejecutiva, se notaba que estaba incómoda, Anita le enrostró que el programa ‘Contacto’ le trajo muchos problemas con su reportaje Trata de Blancas”, recuerda el abogado.

Los dineros perdidos durante 2008

Entre enero y septiembre del 2008, Canal 13 tuvo que desembolsar aproximadamente $1.014.623.630, según informe FECU. Entre los casos más emblemáticos, se encuentra el del periodista Claudio Sánchez, quien demando el pago de $586.500.000, como compensación por despido sin causa justificada. Además está el caso del juicio ganado por la maquilladora Mery Jollares, quien obtuvo $205.000.000 por despido injustificado.

A este cuadro, hay que sumarle las dificultades de gestión económica de la señal televisiva, entre las cuales están los continuos atrasos en el pago a sus proveedores. Según señala una fuente al interior del canal, se aplican “los cheques a fecha de 60 y 120 días”. A estos inconvenientes, hay que añadir los rumores de despidos en todas las áreas del canal, una vez concluido el Festival de Viña del Mar, lo que alcanzaría a cerca de 200 funcionarios del canal del angelito.

Según confirmo una fuente del sindicato, quien pidió reserva de su identidad. “Ese rumor existe hace tiempo y el sindicato lo sabe, los que están sindicalizados tiene seguro su puesto hasta el 31 de enero y los que no, bueno pueden ser despedidos en cualquier minuto. Sólo esperamos que no sea así”.