Los rostros de televisión que la crisis dejó sin pantalla

andrea-molinaCristián Farías |/ La Tercera / A Cristián Sánchez le sobró el tiempo para acompañar a su polola Diana Bolocco por los restaurantes de Viña. Y Magdalena Montes puede hacer rafting por dos meses en el sur. Sin que nada los apure. Porque la crisis económica apretó los presupuestos de la televisión. Y las figuras que salieron de pantalla por problemas de dinero se adecuan a los embates de la caída financiera con proyectos propios y nuevos giros.“Pude tomarme unas vacaciones bien, bien largas, pero me gustaría volver a la televisión y espero una buen oportunidad”, responde Montes, que dejó el matinal Mucho gusto después de siete años por no llegar acuerdo de platas con Mega y ahora está en un programa diario en radio. Y Sánchez, que quedó fuera de Canal 13 por diferencias económicas similares, sigue la moda de conductores de la pantalla chica -desde Juan Carlos “Pollo” Valdivia a Javiera Contador- instalados con sus propias productoras. La suya se llama Circo, se dedica a los videos corporativos y planes que esperan recursos. Porque la situación no está fácil.

Otra política de la redes televisivas es que se acabaron los contratos para actores que no estén en pantalla. Primero le sucedió a Benjamín Vicuña en la red católica. Luego a otros intérpretes de las áreas dramáticas. Hasta que la señal pública también adoptó la política para cuidar los recursos y hoy heroínas de telenovelas de TVN como Fernanda Urrejola y Mónica Godoy, que participaron en Hijos del Monte tampoco renovaron, y Urrejola opta por el cine y el teatro.

Una situación parecida le pasó a Andrea Molina: Mega no tenía nuevos espacios para ella y las condiciones tampoco estaban para recontratarla sólo en base a los proyectos que ella misma proponía desarrollar. Y por primera vez en más de 12 años se carrera continua en la pantalla chica, la mujer que ha sido showoman, lectora de noticias y musa de las producciones de servicio, está sin contrato.

Y comenta que “esto es general y es para todos. Si uno quiere proyectarse dentro de la televisión es fundamental saber que la televisión ya no está pagando los sueldos que nosotros ganábamos hace años. Ya no existen esos sueldos”. Agregando que “el que quiera seguir en ese limbo le va a durar poco o no va a tener trabajo, porque uno tiene que ser criterioso”.

Una opción más es adaptarse. Como Felipe Vidal, cara del área de prensa de La Red que se terminó en diciembre. Despidieron a 70 personas y a él lo mantuvieron. Aunque hoy tiene que estar en tres producciones. Parte en la mañana en Pollo en Conserva y termina muy tarde, en Así de simple. Y sin reclamos. No están las cosas para quejarse.

LA CAIDA DE LOS PRESUPUESTOS
“Todos los programas, y diría que de todos los canales, han bajado en más o menos el 30% sus presupuestos”, asegura una importante fuente de Canal 13 que prefiere mantener su nombre en reserva.

Adios a los estilistas
La asesora de vestuario top Vesna Bocic, que trabajó con Cecilia Bolocco y Eva Gómez, afirma que “en los canales ahora me llaman en situaciones críticas, pero si pueden ahorarme, lo hacen”.

Estrategia de ahorro

Hay programas que no cuentan ni siquiera con caja chica para comprar un refresco a sus invitados. Y en medio de esta situación en los canales importantes señalan que los canjes de servicios por menciones en pantalla “aumentan cada día”.