Partido wikipedista

Nicolás Copano / LND / D-Generaciones / Wikipedia es inmediata, popular e intelectualmente digestible, como la era en que nos movemos. No reemplaza, sólo imita.
Me acabo de saludar con Fuguet en la entrada de la conferencia de Jimmy Wales, el creador de Wikipedia. Hasta el momento sólo había carreteado con Phaser, el creador de “Wikipediars”, la mejor parodia online a la enciclopedia colaborativa, así que me siento en progreso. Uno de los presentes me plantea entre risas que el baño del colegio fue el primer Wiki.
Alberto es un tipo lúcido y admirable, además de estar dispuesto siempre a entregar aliento a las nuevas generaciones. En eso está encima de la mayoría de sus pares obsesionados con una casa en Tunquén. Le comento de su última entrevista en “Clarín”, donde habla de internet, literatura y pensamiento no lineal. Se sorprende. Lo leí por Google Reader. Todos los domingos recibo un excelente resumen de la prensa trasandina gracias a eblog.com.ar. Allí destacaban la nota donde el creador de “Mala onda” decía que esta suerte de microliteratura de internet responde a una generación cuyo acceso a la información no es plano. La información es un montón de banners e íconos que hay que saber administrar. Me sorprende que la gente se moleste por la intoxicación. A mí me enferma el calor, pero trato de ir a la sombra o tomar sol en horas donde no se vuelva insoportable. Eso es lo que hay que hacer respecto a la data, y lo que deberían enseñar las facultades de Periodismo: filtrar. El gusto personal es un buen radar, es lo más parecido a una “nueva ética” en el planeta conectado. Además de investigar cosa que no hará ninguna maquina por ti e interpretar.

Luego de que Wales habló, el debate se trasladó a un cóctel y un buen amigo salió molesto. Lo encontró medio prepo. “La diferencia entre la Enciclopedia Británica y Wikipedia es que la primera pasa por una curatoria académica y ese es su principal valor, no me vengan a vender que son lo mismo”. Yo siento que hay que mirar Wikipedia desde el siguiente ángulo: es una respuesta a la época en que vivimos. Si la Británica se dedica a la alta cultura, Wikipedia más bien refleja los “memes” de la contemporaneidad, que no es inferior intelectualmente si no que posee otras complejidades. Si la Británica se enfoque en la obra literaria de los hermanos Grimm, Wikipedia tiene una excelente documentación sobre los episodios y el origen de los Power Rangers. Si la Británica se enfoca en Shakespeare como estudio, Wikipedia posee detalles exactos sobre “Mad men”, de HBO. Es inmediata, popular e intelectualmente digestible, como la era en que nos movemos. No reemplaza, sólo imita. Que es la gran fórmula que ha llevado a los mecanismos web 2.0 al triunfo sobre lo analógico: YouTube imita a la tele, los podcast a las radios, Facebook al mall como plaza pública, los blogs a los periódicos. Se complementan y, al dirigirse a los individuos y no a los colectivos, provocan cambios en el comportamiento de audiencias que dedican menos espacio a lo tradicional. No es que quieran destruir lo clásico como en los noventa, como esos megaportales que tenían desde supermercados hasta pornografía. Lo de ahora es menos ambicioso pero de objetivos más concretos. En eso internet se asimila mucho al progresismo que representa Barack Obama. Como Cornel West, filósofo de la Universidad de Princeton, planteaba hace unos días en “Real time with Bill Maher” (búsquenlo en sus listas, es un “Tolerancia cero” remezclado con Nine Inch Nails): “Antes de la caída de la civilización occidental debemos probar el otro modelo, el que se despreciaba por su utopía y las buenas intenciones”. Esa es la invitación con Wikipedia, que no trata a nadie de tonto. Vaya ahora, conéctese e integre o estudie sus contenidos favoritos. Es toda una experiencia. //LND