¿Quiere cultura?: VEA EL 13C

TV niña sentadaJimena Villegas / El Mercurio / ¿Televisión universitaria en Chile? Sí. Aunque Ud. no lo crea. No del modo que los nostálgicos del viejo Canal 13, hoy en manos de un controlador privado y respondiendo a los mandatos del zapping, quisieran. No como en los años 60 -e incluso entrados los 70-, cuando apenas una elite tenía acceso a una pantalla chica inaccesible para la mayoría. No al estilo de antaño, en que podían verse al aire radioteatros sobrevalorados por la añoranza pero a años luz de los altos estándares de producción que ya tenía una TV extranjera que no conocíamos. Sí, televisión universitaria, o más bien cultural, de calidad y llena de personajes iluminadores: Canal 13C.

Pasa que esa señal, una extensión independiente del propio Canal 13 hoy controlado por los Luksic, se emite donde una propuesta así, que es de nicho, debe (o puede): en el cable. Desde ese mundo protegido llega a quienes de verdad están dispuestos a darse el tiempo para valorar espacios que, a primera vista, parecen aburridos y que carecen del efectismo dramático al que está sometida cada vez más la pantalla abierta.

En el 13C se puede oír y ver sobre arte, pintura, música, viajes fascinantes o cocina con raíces locales. Allí no se necesita poner al aire a gente llamativa pero con nada que aportar, ni hacen falta escenografías rimbombantes. A cambio, un periodista excelente como Daniel Matamala presenta noticias sin parafernalia; Sergio Lagos, siempre criticado por su hiperventilación, se embarca en conversaciones con músicos locales; Federico Sánchez tiene el espacio para hacerse famoso «descuerando» desaciertos urbanísticos, o Marcelo Comparini puede seguir intentando ir más allá de lo trivial en sus entrevistas de «Lado C».

En el 13C hay lentísimos documentales dedicados a la pesca artesanal o a la minga, y mini cápsulas donde aficionados a las letras hablan de letras. También está la oportunidad de revivir los capítulos de ese notable programa dedicado a la muerte de emblemas de nuestra historia reciente que es «Réquiem de Chile». Y existe un interés general detrás: el que busca mirar este país con el fin de conocernos un poco más.

Eso, en 2010, es televisión cultural, eso tiene mirada universitaria. ¿Qué más se puede pedir? Que Ud., si es de aquellos que en las encuestas clama por calidad en nuestra pantalla, vaya y lo vea.