Seminario sobre Televisión Pública en EEUU y el Reino Unido ¿qué podemos aprender de ellos?

La Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católicade Chile, Acción Audiovisual y el Proyecto BID/Fomin, realizaron este jueves 4 de octubre el seminario ‘La televisión pública en la era digital’, el cual contó con la participación del Presidente del Senado señor Camilo Escalona,  y con los invitados internacionales  Joseph Tovares, Vicepresidente  de la Corporación parala Televisión Pública de Estados Unidos (CPB), e Iain Haddow, Editor de BBC World News del Reino Unido.

El encuentro comenzó con las palabras del Senador Escalona, quien el día miércoles 3 de octubre recibió en el congreso a los invitados internacionales, donde los senadores tuvieron la oportunidad de escuchar las experiencias de televisión pública más exitosas del mundo. En su exposición en el seminario, el senador se manifestó sorprendido por la información entregada el día anterior sobre medios públicos y el rol del Estado en países con economías desarrolladas como son EE.UU. y el Reino Unido, y destacó la importancia que le otorgan en estos países el proveer a la ciudadanía de programación e información liberados de intereses políticos y comerciales. Manifestó, al mismo tiempo, su angustia al observar los altos grados de concentración de medios gráficos en Chile, y la difícil tarea de lograr que en Chile la programación e información de medios masivos como Radio y TV logre estar ajena a intereses corporativos o comerciales, situación derivada principalmente de la necesidad del avisaje para financiarse, incluso del canal estatal TVN. Terminó su exposición asegurando que es deber de todos poder construir un Chile más igualitario, y para esto es fundamental el rol del Estado y su preocupación por recuperar espacios públicos que nos devuelvan el sentido de lo colectivo “Las exposiciones de nuestros invitados dan una clara señal de cómo una sociedad puede contar con fuertes economías, y al mismo tiempo el Estado proveer espacios públicos que aseguren la libre circulación de ideas, el encuentro entre diversos sectores sociales, y la construcción de la identidad nacional”.

Medios públicos en EE.UU.

Joseph Tovares, Vicepresidente  de la Corporación para la Televisión Públicade Estados Unidos CPB (Corporation for Public Broadcasting), comenzó destacando la misión de CPB, la cual es el desarrollo y crecimiento de medios públicos a través de todo el país. La Ley para la radiodifusión pública fue promulgada en 1967 por el presidente Johnson, y sus objetivos principales eran educar a la población, e integrara a los sectores marginados de la nación.

Con sede en Washington, no más de 100 trabajadores, y una junta directiva de 9 miembros nombrada por el parlamento (5 oficialistas y 4 del partido opositor), CPB recibe cada año fondos del congreso, y es el encargado de introducir el dinero al sistema de medios públicos que cuenta con 368  señales de TV y 934 de radio, y cubre la totalidad del territorio del país -incluido Alaska, Puerto Rico y Hawái-.

CPB no tiene control editorial sobre ningún medio. El sistema está regulado por la asociación de emisoras públicas de radio y TV PBS, con quienes mantienen reuniones periódicamente. La Ley establece que el 89% de esos fondos (que el año 2012 alcanzaron 445 millones de dólares) debe ser destinado íntegramente a emisoras de radio y programación de TV, y no permite que ningún grupo tenga control por sobre otro. Se financia tanto estaciones grandes como otras sencillas y de bajo presupuesto. El aporte en porcentaje de CPB a cada señal puede ser desde el 20% del total del presupuesto para señales con altos niveles de difusión y producción de programación, como es el caso de la WGBH Boston, o hasta el 80% para medios más pequeños y con bajos niveles de tecnología y producción, como la KYUT de Alaska.

A través de los fondos asignados para mantención del sistema (6% del total anual), CPB ha financiado gran parte de la migración análoga a la digital de las señales estatales, y ha provisto de señales culturales y educativas para ser usadas por los canales que no tenían programación suficiente para las señales aparecidas con la TV digital (en el espectro radioeléctrico donde antes cabía 1 señal de TV, hoy caben 4).

Los ejes centrales del sistema de medios públicos de Estado Unidos son:

–          Sin fines de lucro: busca impactar en el medio social, y no la mera captación de audiencia.

–          Independencia editorial del gobierno.

–          Servicio universal: debe abarcar la totalidad del país, fomentando señales y medios locales con producción nacional.

Tovares destacó que CPB debe estar al servicio de la sociedad. Este imperativo no le permite transmitir programaciones que no atiendan a intereses colectivos o sean de cuestionable calidad “Para nosotros, los medios públicos son parte de la cultura de la nación. Las estaciones son instituciones culturales fuertes. Los fondos son una inversión a la nación, y su utilidad es aportar a una democracia más saludable, una sociedad más y mejor educada, ciudadanos preparados, y una economía más fuerte.”

Medios públicos en el Reino Unido

Por otra parte Iain Haddow, Editor de BBC World News del Reino Unido, expuso sobre el servicio público de TV y radio del Reino Unido British Broadcasting Corporation BBC. Se calcula que las personas en el Reino Unido observan 19 horas semanales de televisión, y de este total el 92% corresponde a programación de la BBC.

El objetivo de la BBC es el bien común, y tiene como misión específica “informar, educar y entretener”, palabras que están contenidas en la Ley del año 1927, y que se ha cumplido durante 8 décadas, contribuyendo y fortaleciendo la identidad británica a través de programación de alta calidad, destacando ficciones, documentales, debates, información, entretención y cultura.

La BBC es independiente de intereses comerciales y políticos. Se gobierna a través de  un consejo de 12 miembros designados por la reina, quienes establecen la estrategia, nombran la planta ejecutiva (quien fiscaliza los contenidos y propósitos) y se aseguran del cumplimiento de su misión. Se financia a través del pago anual de un ‘canon’ por cada hogar que tiene televisor, el cual de no pagarse acarrea fuertes multas. También  obtiene financiamiento de la venta de sus programas a otras señales y de un subsidio estatal que se acabará el año 2014 por causa de la crisis europea. TV license recoge los fondos y se los entrega a la BBC, sin incidir en su programación o decisiones editoriales de ninguna manera. Todo este financiamiento, permite una televisión de alta calidad y sin interrupción de comerciales. A su vez, la BBC participa de la economía nacional a través de la compra del 25% de su programación a productoras independientes.

Durante todos estos años, la BBC se ha modernizado y se ha preocupado de responder a las necesidades de las audiencias. Además de la continuación de canales generales, ha diversificado su programación a través de la creación de canales específicos (canales sólo de música, infantiles, documentales, deportes, economía), lo mismo que sus señales de radio.  El proceso de digitalización, por otra parte, comenzó hace 7 años, y se espera que el  apagón analógico de la señal de BBC Irlanda del Norte será en 2 meses más, terminando íntegramente el proceso de migración de TV analógica a digital.

La BBC es una organización transparente que rinde cuentas a su público a través de su página de Internet. Durante su exposición, Haddow destacó una reputación de confianza pública, credibilidad, verdad, imparcialidad y equilibrio de la noticia, lo que hace de la BBC un motivo de orgullo para todos los británicos.

Tanto Tovares como Haddow coinciden en que parte fundamental de la misión de los medios públicos debe ser el fortalecimiento de su identidad por medio de la integración de las regiones y localidades más marginales de la nación, entendiendo que los medios tienen la posibilidad de unificar al país. Consultados sobre uniformidad y baja calidad de la oferta programática chilena, ambos coincidieron que las audiencias son capaces de reconocer una buena programación, y siempre la preferirá a otra de bajos contenidos, por lo tanto, es imperativo que las audiencias tengan acceso a ofertas diversas.

El encuentro terminó con una invitación para continuar discutiendo sobre la relevancia social de contar con medios públicos liberados de intereses corporativos y/o comerciales, y del mismo modo continuar trabajando porque esto sea más que una posibilidad en nuestro país.