Trabajadores de Canal 13: “No aceptaremos que se desoiga la voz del Papa y de los Obispos”

canal-13Observatorio / Ante los reiterados rumores sobre posibles despidos masivos, el Sindicato de Trabajadores de Canal 13 hizo un llamado a los ejecutivos de esa estación televisiva a no hacerle pagar a los trabajadores los costos de la crisis económica y a enfrentar el futuro sin perder de vista al “ser humano como referente central de una visión empresarial cristiana”.

Lea a continuación la Carta Abierta que hicieron llegar los dirigentes sindicales a la redacción de nuestro Observatorio.

CARTA ABIERTA

NUESTRO CANAL, EN TIEMPOS DE CRISIS

Los pronósticos económicos eran todos positivos al menos hasta el Bicentenario. Repentinamente, una noticia tras otra, cambiaron abruptamente las proyecciones internacionales de crecimiento, en recesión. Con distintos matices, emerge una crisis internacional de la cual ningún país se verá liberado. Los índices económicos nos señalan que ya ha llegado a las puertas de nuestro país. Los principales responsables de esta crisis económica mundial se encuentran en el sector financieros de los países más desarrollados, empezando por Estados Unidos de Norteamérica. La especulación, la usura, la avidez superaron el límite de lo razonable.

A diferencia de otras crisis, existe consenso a nivel internacional en cuanto que es indispensable conservar la fuerza de trabajo. Las recetas no son los ajustes ni los reclamos de flexibilidad laboral. Hoy la voz de todos está centrada en defender la mano de obra porque la cesantía ahondaría la crisis. El Presidente de Estados Unidos, los líderes de la Unión Europea, como también la Presidente de Chile, entre tantos otros, definen políticas especiales para defender las fuentes laborales y provocar la más pronta reactivación de las economías.

La Iglesia, experta en humanidad, no ha permanecido en silencio frente a esta crisis mundial y ha levantado también su voz para defender el mundo del trabajo. Lo ha hecho explícitamente el Papa Benedicto XVI como también nuestros Obispos. No sólo hay un rechazo moral a que la crisis provocada por el capitalismo financiero lo paguen los trabajadores y los más pobres, sino que al igual que en los tiempos de Keynes la receta hoy está en asegurar y extender la fuerza de trabajo.

Los tiempos de crisis son especialmente tiempos de solidaridad, de responsabilidad. Al igual que ayer, el Sindicato de Trabajadores de Canal 13 llama a poner la confianza en nuestra capacidad productiva instalada. Nuestro principal capital es el recurso humano y lo tenemos en alta calidad. No hay que mirar afuera lo que está adentro.

Por eso defenderemos nuestra casa, nuestro Canal, nuestra fuerza laboral. Nos interesa el diálogo con la plana Ejecutiva del Canal, estamos dispuestos al diálogo, superar la crisis no es tarea de unos pocos, sino de todos. Nuevamente, la necesidad de la participación como medio de integrar, de potenciar, de construir un camino de todos adquiere plena validez. Nuevamente, la urgencia de la coherencia golpea nuestras puertas. No aceptaremos que en Canal 13 se desoiga la voz del Papa y de los Obispos. Pocas veces las palabras de ellos están en tan clara armonía con la de los líderes políticos a nivel internacional y nacional para enfrentar esta crisis económica.

En este marco, llamamos a los Ejecutivos de Canal 13 a transmitir la tranquilidad que todos necesitamos para seguir produciendo con eficiencia, creatividad y dedicación, misma que se requiere para el éxito de nuestra misión, pronunciándose por la estabilidad laboral durante esta crisis. El silencio de quienes deben hablar no es buen consejero, alimenta los rumores y la incertidumbre.

Nosotros hemos dicho nuestra palabra. Estaremos con todos los trabajadores sin distinción. Nuestro Sindicato está al servicio de todos. Estaremos y defenderemos nuestro Canal. Creemos sinceramente que superaremos la crisis manteniendo la fuerza laboral: la cesantía es un veneno, no sólo el peor remedio. Debemos unir nuestras fuerzas, el Canal es de todos, es nuestro. Los trabajadores sindicalizados una vez más hicieron aportes sustanciales en la reciente negociación colectiva y los ejecutivos deben actuar en concordancia. En tiempos de crisis es un deber dar un ejemplo de solidaridad y coherencia, manteniendo al ser humano como referente central dentro de una visión empresarial cristiana, porque así seremos reconocidos en Nuestra Misión.

Directorio Sindical

Iván Mezzano Sepúlveda
Leonel Cajas Silva
Jorge Sepúlveda
Hector Catalan
Alipio Vera