UDI y RN discrepan sobre propiedad de La Nación

la naciónPhillip Durán / El Mercurio / Era una de las consecuencias temidas en La Moneda: que la fuerte polémica del viernes pasado por la fallida designación de Mirko Macari como director periodístico del diario La Nación -nombramiento cancelado por el Presidente Sebastián Piñera tras la queja de la UDI- reactivara el debate sobre la propiedad estatal de dicho medio de comunicación.

Este escenario se concretó ayer. Y aunque al interior de la Alianza hubo distintas posturas, las mesas de ambas colectividades marcaron distancia con el Gobierno: tanto Juan Antonio Coloma como Carlos Larraín, presidentes de la UDI y RN, respectivamente, se mostraron contrarios a mantener La Nación bajo control estatal.

«Más allá de la coyuntura y de las legítimas visiones que se puedan expresar sobre el tema, siempre he sido contrario a que el Estado tienda a mantener la propiedad de medios de comunicación», dijo Coloma.

A su turno, Larraín indicó que «no soy partidario de que el Estado sea dueño de un medio». Así, planteó que «mejor que cerrar La Nación es dejarla morir de muerte natural. ¿Cómo? Separándola del Diario Oficial, cuyos excedentes son transferidos a La Nación, que pierde plata todos los días».

Ambas opiniones contrastaron con la expresada ayer por la vocera de Gobierno, Ena von Baer, quien más temprano había insistido en que La Moneda respalda la labor del directorio del periódico de buscar un nuevo jefe periodístico y que, por lo mismo, la decisión del Gobierno es que el diario «no se vende».

La vocera marcó la opinión oficial tras la reunión entre los ministros del comité político con los representantes de los partidos, donde -pese a la sintonía entre Coloma y Carlos Larraín, quienes no asistieron- hubo diferencias entre las colectividades de la Alianza.

Durante la cita, fue el senador Hernán Larraín quien insistió en su planteamiento de «vender» dicho medio de comunicación. «La Nación se convirtió desde hace mucho tiempo en un pasquín, es una página negra del periodismo chileno porque depende políticamente de un gobierno», dijo el parlamentario tras la cita.

Sin embargo, el senador UDI se encontró con la fuerte oposición del senador RN Alberto Espina, quien reclamó durante la misma reunión que la UDI levantara este tema en contraposición a la postura del Gobierno y lo hiciera además de manera pública, aludiendo así a declaraciones de Larraín y Coloma previas a la cita.

En los últimos días, Espina ha comentado en privado su molestia con la UDI, ya que la semana pasada también planteó públicamente la necesidad de que Piñera venda Chilevisión.